miércoles, 6 de marzo de 2013

Viaje parte I: De Chile a Lima

Como les conté en la entrada anterior, voy a ir subiendo el viaje de a poco (muy poco jaja) porque es un poco larguito, entonces tengo 999 fotos jaja, además voy a contarles mas o menos cómo fue, y si alguien quiere preguntarme algo más específico como un precio, o algo, me pregunta nomás con confianza!, yo encantada les respondo, porque de verdad recomiendo 100% ir... 
Bueno, les cuento que yo he mochileado varias veces, pero siempre lo había hecho hacia el sur. Soy de Conce, y partimos el viaje en bus hasta La Serena (yo y dos amigos), porque como son chorrocientos kilómetros de Conce a Arica, queríamos alivianarnos un poco el mochileo, para evitar demorarnos taanto en llegar allá y cruzar a Perú. 

Nuestro destino final era Iquitos, una ciudad del extremo norte de Perú, que está rodeada por el río Amazonas y muy cerca de la frontera con Colombia. 
A Iquitos se llega a través de una embarcación que navega un par de días por el Amazonas, o por avión/avioneta; no tiene conexión terrestre con zonas alejadas de Perú. 

Partimos el 4 de Febrero y al llegar a La Serena empezamos a mochilear, hasta llegar a Arica. Nos costó 2 noches ese trayecto (y los días respectivos). No se si algun@ ha mochileado alguna vez, pero la cosa consiste en ubicarse en algún sitio estratégico para hacer dedo, donde haya espacio suficiente para que se detenga un camión (que son los que más te llevan, mucho más que los autos), en donde no hayan curvas para mejorar la visibilidad, y ojalá a la salida de las ciudades, en donde los camiones/autos aún no llevan una graaan velocidad y pueden detenerse fácilmente (entre otros tips que me ha enseñado la experiencia jaja).

Nos ubicamos entonces a orillas de la ruta 5 norte, saliendo de Serena, y nos pusimos a hacer dedo! (Fotos abajo) pretendíamos llegar a Copiapó como mínimo ese día (ya eran como las 5 de la tarde). 
Estabamos ahi mismo donde se ve la foto, y ese camioncito se detuvo porque el chofer necesitaba comprar algo al frente, y decidió llevarnos, asi es que lo esperamos a que fuese a comprar y empezamos el viaje junto a él.

Image and video hosting by TinyPic



Al mochilear uno se plantea "metas" diarias, el itinerario se va armando un poco desde antes y un poco (harto) en el camino. Pensábamos llegar mínimo a Copiapó pero David (el camionero juvenil, 29 años), iba muucho más al norte, así es que decidimos seguir hasta donde más se pudiera; tanto así, que llegó la noche y nosotros en pleno desierto... chinuninu chinuninu (léase como la música típica de película de terror)... ¿Qué hacemos?, pensamos... y bueno, pasamos la noche con él en su camión :O jaja, así aperradamente nomás. 

A eso de las 2 am llegó la hora de dormir (porque a él le controlaban las horas de manejo/sueño, y si no se detenia a dormir, podían pasarle un parte), así es que David estacionó el camión a la orilla del camino...junto a una animita!! (mieedo!), en pleno desierto, oscuridad total... Síiii, me pasé mil películas de terror y cosas varias, pero finalmente él se acostó en su litera (para las que no sabían, el camión obviamente tiene cama para que pueda descansar bien el chofer) y nosotros en los asientos nomas po! Yo dormí en el asiento del chofer jajajaa.

A las 6 am continuamos el viaje, pasamos a tomar desayuno a una de esas típicas picadas de camionero (Foto de abajo), una cosa en medio de la nada jajajaja.

Image and video hosting by TinyPic

Seguimos con David hasta Baquedano, una especie de poblado del norte, nos dejó ahí en la tarde... y ahí ya estábamos muuuucho más cerca, de hecho estábamos a nada de Pozo al Monte, asi es que nos bajamos de ese camión para hacerle dedo a otro, y de camión en camión (2) llegamos esa noche a Pozo. Buscamos un hostal y a descansar!.

Muy temprano al otro día (hay que sí o sí levantarse temprano, no es ni un chiste hacer dedo a pleno sol) partimos a hacer dedo, rumbo a Arica. En la foto de abajo estamos justo en frente de Humberstone.

Image and video hosting by TinyPic

Nos llevó una familia con dos niñitos, en la parte de atrás de la camioneta (foto de abajo), y luego adelante, y nos llevaron directo a Arica. Tuvimos tanta suerte, que ellos también pasaban a Tacna, así es que nos dejaron justo en el terminal internacional.

Image and video hosting by TinyPic

En el camino a Arica pasamos a ver las "Presencias Tutelares" que no tengo idea que eran, (la familia que nos llevaba quería fotografiarlas), pero parecían cosas marcianas jajaja, eran bacanes. (Foto inferior)

Image and video hosting by TinyPic

Llegamos a Arica y en el terminal internacional tomamos un taxi a Tacna, por 4 lucas. Podías ir en bus también, pero considerando que pasas por las aduanas chilena y peruana, y hacen revisiones, pueden imaginar que es 10 veces más rápido pasar en un taxi en que ese trámite lo hacen 5 personas y no 30...
Todo el trámite fue bien rapidito, así es que en 2 horas aprox llegamos a Tacna. 
Cambiamos plata ahí mismo en el terminal internacional  (a nuevos soles, y si van, se los recomiendo, mientras más cerca de Lima o de Iquitos, más caro el cambio, en Tacna era lo más conveniente leejos) y luego cruzamos (está al otro lado de la calle) al terminal de buses a buscar inmediatamente bus a Lima. 
El mochileo era sólo dentro de Chile, en Perú anduvimos en bus, barco y avión, Chile es un país con una cultura que permite (todavía) andar a dedo por la vida, lo he conversado con varios extranjeros de hecho, pero en otros países suele ser más peligroso (tanto para el conductor como para los mochileros), obviamente igual puedes aventurarte, pero te llevan menos y cosas así, hay menos confianza.

Tomamos un bus a Lima a las 19:30 hrs. En Perú son 2 horas menos que acá, así es que cruzar la aduana fue retroceder el tiempo jajaja, tuvimos un rato largo para ir a comer y tomar algo en el terminal. (foto inferior).

Los buses de Perú son otra cosa, obviamente como eran viajes laaargos, preferimos las mejores líneas, pero  en general en todas las que viajé la cosa era muy diferente. Para empezar, no se arma ese show de la gente aglomerada pasandole los bolsos y maletas al auxiliar para que los guarde antes de partir, porque allí es muy similar al embarque en un aeropuerto. De hecho pagas una tasa de embarque (1 sol), y te exigen llegar media hora antes para hacer una fila en la que entregas tu equipaje a unas personas que lo etiquetan según la ciudad a la que vayas, y luego corchetean el número asignado a tu boleto. Entonces puedes irte relajadamente a esperar sin ningún drama. 

Lo otro que nos llamó muchísimo la atención es que hay mucho control de la identidad de las personas... aquí le venden pasajes a cualquiera, sin exigirte carnet siquiera, allá te piden carnet para venderte pasajes en todos lados, y luego, cuando ya todos los pasajeros subieron, pasan con una cámara de video o fotográfica, grabando/fotografiando a cada pasajero en su asiento, para tener un mayor registro en caso de accidente, yo lo encontré increíble. (Lo demás es detectores de metales, revisiones de equipaje de manos, etc, mucha seguridad).

Image and video hosting by TinyPic

Luego de más de 20 horas de viaje llegamos a Lima (gracias a mi querido pololi que me regaló unos cojines de cuello, de bebé jaja, no sufrí para nada en los viajes largos!) y nos fuimos directo a los hostales que estaban cerca de la plaza de armas y la catedral. Elegimos uno, el Hotel España, que estaba como a una cuadra de esos lugares, demasiado céntrico!. Los hoteles y hostales son otra cosa lo baratos... acá en Chile por un hostal pagas en promedio sobre 10 lucas por persona, allá encontramos una habitación triple por 62 soles (unos 12.000 pesos chilenos, o sea, 4 mil cada uno!) y el hotel era super bueno!, además de su excelente ubicación, así es que feliiices! Nos quedamos en Lima un par de días para recorrer:

Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic

Los edificios son demasiado bonitos (odiooooo esta cuestión  le quita ene resolución a las fotos!!!!) y respetan muucho las estructuras antiguas, todo el centro es de la misma onda, todo lo que rodea a la plaza, y luego, un poco más lejos, hay una parte más comercial, en que es más moderno. Nada de graffitis, los edificios pintados de colores bonitos y nada de basura en el suelo.

Lima en cuanto a ropa es una basura, puras tiendas de ropa fea, really!, y sobretodo para hombres (estilo fashion flaite de acá, me explico?). Las personas son muuuy amables (en todas las ciudades de Perú que conocí realmente); de la onda de que tú les preguntas una dirección y poco menos te llevan, muy sonrientes para atender, muy buenos para conversar y hacerte sentir en casa.

Image and video hosting by TinyPic

Dentro de los lugares que visitamos, obviamente paseamos por el Barrio Miraflores de Lima. Es algo similar (recalco similar) a Viña, pero mil veces mejor (no soy muy fan de Viña tampoco). Más que nada porque tiene costanera y playita, pero las construcciones aledañas tienen una onda bien colonial y bonita. Además tiene mucho pastito y flores por doquier y un lindo mirador hacia la playa, a la cual se llega bajando unas escaleras eternas:

Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic

Puse poquitas fotos, pero era para no hacer una entrada taaaan eterna. 
Luego de Lima continuamos nuestro viaje hacia la selva... próximamente jaja

Cariños!

6 comentarios:

  1. oye suuuuper aperradas de pasar la noche en el camión :o menos mal que era un buen hombre jajaja me encanta que des todos los datos existentes y que vayas lento con las fotos, te juro, me ayuda ene a tomar nota para cuando vaya :B
    besos!

    ResponderEliminar
  2. Wow, que aventureras! Yo nunca he mochileado, pero suena demasiado entretenido... igual tiene sus peligros pero que bueno que no tuvieron problemas. Me ha gustado mucho como has ido contando todo con detalles, y dando los datos de donde cambiar plata, el valor del hotel y todo, iré dejando tus entradas marcadas porque quiero puro ir a Perú.

    Quedo a la espera de tus futuras entradas :D Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Eres demasiado aperrada! Yo no sé si estoy muy vieja o qué, pero no me atrevo a mochilear :(... igual leyéndote me dan como ganas de salir a la aventura xD
    Está muy bueno el relato, espero la próxima entrada!

    ResponderEliminar
  4. que aperrada!! pero tuvieron suerte tb :) es cierto que la ropa en Lima es horrible, cero estilo pero la gente es muuuuuuy amable y la comida es exquisita. Seguire visitando tus aventuras aca en tu blog para que sigas contandonos :) Besos

    ResponderEliminar
  5. wooww el medio viaje y mochileando! que buena yo nunca lo he hecho creo que por miedo xD buenas fotos, estuve leyendo todo todo el blog xD (hace tiempo no te visitaba) las fotos del amazonas estan buenisimas :D

    saludos

    ResponderEliminar
  6. Me dieron demasiadas ganas de viajar !! te pasaste, además sale mil veces más barato x3

    Que bueno que tuviste suerte en el norte, con mi papá siempre llevamos mochileros, mientras uno les vea cara de buenos y ojos amables todo bien :)

    Saludos !

    ResponderEliminar

GRACIAS POR VISITAR Y COMENTAR :) NO OLVIDES VOLVER A LEER LA RESPUESTA!